Nueva regulación europea sobre servicios de pago PSD2

La nueva regulación europea sobre servicios de pago será de cumplimiento obligatorio a partir del 14 de septiembre de 2019. Su objetivo principal es mejorar y facilitar la seguridad de los sistemas de pago desde internet. Es importante porque se aplica a los pagos por medio de tarjetas bancarias. En SYMPOSIUM, muchas universidades han optado por aceptar este medio en sus eventos con inscripción. Por este motivo, pensamos que resultará de interés esta relación de preguntas frecuentes.

¿Está SYMPOSIUM adaptado a la nueva regulación?

Sí. SYMPOSIUM utiliza el método de redirección para la gestión de pagos por tarjeta, de modo que todos los usuarios hacen el pago de sus inscripciones y adquisiciones de productos a través de una pasarela de pago seguro que proporcionan los bancos.

¿A quién afecta esta normativa?

En relación con la plataforma de gestión de eventos SYMPOSIUM, a todas las universidades y otras organizaciones que reciban pagos online por la inscripción de asistentes a eventos o por la venta de productos a estos, asociada a dichas inscripciones.

¿Tiene que hacer algo mi institución?

La respuesta es sí, si la institución utiliza un TPV virtual para recibir pagos es conveniente verificar que estos TPV estarán adaptados a la nueva normativa. La institución debe consultar con el banco que le proporcione el servicio si está usando un terminal seguro.

La normativa exige que todos los pagos por TPV funcionen a través de terminales seguros para operaciones desde cualquier país de la Unión Europea. Esa cualidad del terminal la establece el banco de acuerdo con la institución mediante contrato. No hay nada que configurar en Symposium.

Usamos un terminal no seguro. ¿Qué debemos hacer?

Antes del 14 de septiembre de 2019, debes contactar con el banco con el que la institución ha contratado el TPV y solicitar que lo cambien a terminal seguro. Con esa modificación, todo quedará solucionado.

¿Qué significa que utilizaremos un terminal seguro?

Significa que en la mayoría de operaciones de pago, la pasarela del banco solicitará un segundo paso de validación antes de confirmar la operación. Esto consiste, habitualmente, en un código de un solo uso que llega al comprador por sms al móvil, o la petición de una tarjeta de coordenadas, o que faciliten un PIN. Lo más habitual será el código que reciben en el teléfono.